jueves, 26 de agosto de 2010

LOS NAUFRAGOS DEL FONDO DE LA TIERRA

La primera pregunta que formularon los mineros náufragos en el fondo de la mina, no fue por ellos. Querían saber que había pasado con los otros compañeros, que ese día también estaban trabajando. Estallaron en júbilo cuando les dijeron que todos estaban a salvo.
La entereza de los 33, su valentía y sobre todo su sentido solidario, demuestran su alto nivel de resiliencia. Esto es característico entre la gente trabajadora, en los pobres de este país, en quienes viven en desventaja social. Aquellos a los que como sociedad muchas veces no respetamos ni cuidamos.
La resiliencia es la capacidad de reaccionar bien frente a la adversidad, a los traumas, a las tragedias y a las amenazas, sean del origen que sean.
Una mujer, después del terremoto, mirando los escombros de lo que había sido su casa, le dijo a los periodistas: “Soy fuerte y toda mi familia está viva”.
Ser resiliente no significa no sentir la dificultad o el dolor. Significa saber sobreponerse a ello.
No es una característica con la que se nace o no se nace. Son conductas, pensamientos y acciones que cada uno de nosotros puede aprender y desarrollar.
De un terremoto se puede salir herido, lastimado, física o emocionalmente. Pero también puede ser un aprendizaje, una herramienta útil para desarrollar conductas favorables, que nos servirán frente a las nuevas dificultades que la vida nos presente.
El concepto está tomado de la física: resiliencia es la capacidad de los cuerpos u objetos de reaccionar frente a fuerzas externas que tienden a distorsionar su forma. O sea, capacidad que les permite retomar su forma inicial, debido a su elasticidad o flexibilidad.
También lo tomó la ecología, para referirse a la capacidad de recuperación de un ecosistema o una especie, luego de ser sometida a una presión desmedida.
Hoy la osteología, en medicina, lo usa para definir la capacidad de los huesos de crecer en el sentido correcto después de una fractura.
Últimamente se habla de resiliencia comunitaria. Esa capacidad de los pueblos para superar crisis y catástrofes (inundaciones, terremotos, erupciones, etc.). Las bases de esta resiliencia son la autoestima colectiva, la identidad cultural, la honestidad, la solidaridad y el liderazgo social. Bases que como país debemos fortalecer
26 de agosto de 2010

1 comentario:

  1. De los mineros náufragos se hablará por décadas. Resiliencia es la capacidad que tengan de seguir proyectándose en el futuro a pesar de lo que les ocurre hoy.

    Espero que sean capaces de superar esta situación

    ResponderEliminar