lunes, 22 de agosto de 2011

LA CAZA DE BRUJAS DEL ALCALDE LABBE

“Todavía queman brujas en las hogueras de las ideologías. Siempre hay alguien que es un demonio en el país.
Y entonces, usted como el bueno, aunque tenga los ojos llenos de arena, puede apelar una vez más a la guerra santa”.

(Estribillo de la canción “Hexeneinmaleins”, del cantautor Konstantin Wecker).

El teniente coronel en retiro del Ejército de Chile, Cristian Labbé, el mismo que fue encargado de seguridad de Augusto Pinochet mientras era agente de la DINA, policía secreta de la dictadura, quiere reeditar la caza de brujas en el país, calificando de endemoniada a la dirigente estudiantil Camila Vallejo. De nada sirve que no sea pelirroja ni tampoco mezcle pócimas a medianoche.
El actual alcalde de Providencia, sufre de pánico moral, término que implica la persecución de un enemigo percibido de forma extremadamente sesgada e independiente de su inocencia o culpabilidad real. Para el alcalde el enemigo ahora son los estudiantes.
En términos sociológicos el pánico moral es la reacción sustentada en la percepción falsa o exagerada de un comportamiento cultural o de grupo, como peligrosamente desviado y que implica una amenaza inmensa para la sociedad.
En otras épocas Labbé, habría sonreído como Richelieu y las monjas ursulinas, mientras Urbain Grandier era quemado en la hoguera tras ser condenado por brujería.
O el año 1600 estaría sentado entre los miembros de la Inquisición Romana, mirando morir en la pira a Giordano Bruno por sus teorías del cosmos que superaban el modelo copernicano, señalando que el sol era sólo una estrella.
Y es seguro que el 23 de agosto de 1927 habría felicitado al fiscal y juez Webster Thayer, cuyos sentimientos anti emigrantes y anti anarquistas sentenciaron a morir electrocutados a los trabajadores italianos Sacco y Vanzetti.
Pero no exageremos, el ex militar que no puede vivir sin Pinochet al que visito 14 veces durante su detención en Londres, por edad no es tan antiguo. Mas bién es contemporáneo del teniente Pedro Fernández Dittus, el que comandaba el 2 de julio de 1986 la patrulla militar que quemó vivos a Carmen Gloria Quintana y a Rodrigo Rojas.
22 de agosto de 2011


No hay comentarios:

Publicar un comentario