domingo, 11 de julio de 2010

CORAZÓN CELESTE

Uruguay ganó en este mundial de fútbol. No es que sea el campeón, como lo fue en el año 1930 y 1950, pero en el corazón de la gente son unos gigantes.
No fueron cuartos, fueron imponentes, asombrosos.
Tienen razón las calles de Montevideo de llenarse de orgullo. Son los sudamericanos que más ascendieron en esta competencia mundial. Mandaron para la casa a los franceses, a Sudáfrica, el anfitrión del torneo y a Ghana, el último de los equipos africanos en competencia.

Llegaron más lejos que los brasileños y que los argentinos de Maradona.
Los últimos 10 minutos del partido con Holanda, cuando los uruguayos tuvieron la oportunidad de ir al alargue, fueron sin duda de los más emocionantes de este campeonato mundial.

Y esa lucha por el tercer lugar con Alemania. Es cierto que perdieron 3 a 2, pero lo hicieron arrinconando al rival en su propio terreno, hasta el último segundo del partido. Como tiritaban los germanos con cada contraataque charrúa.
Dejaron el alma en la cancha. Como olvidar esa pelota de Diego Forlán, que casi parte el travesaño en dos, cuando el arquero alemán no alcanzaba ni a rozarla.
Eran la Cenicienta de los seleccionados, el Pulgarcito sudamericano pero terminaron transformados en un David. Simbólico porque estamos hablando de un país que sólo tiene tres millones y medio de habitantes.


11 de julio de 2010

1 comentario:

  1. Toda la razón Gabriel, Uruguay por lejos, el mejor equipo de Sudáfrica 2010. Porque no hay que ser campeón para ser el mejor y dar espectáculo en la cancha, teniendo a los telespectadores y público en cancha con el corazón en la mano. Para qué hablar del partido con Ghana, simplemente heróico, con Holanda lo mismo, infartante hasta el final, suma y sigue. Todos los partidos que "la celeste" disputó fueron emocionantes... para mí la revelación y el mejor equipo de Sudáfrica 2010. Atte. Paulo Canales

    ResponderEliminar