viernes, 30 de noviembre de 2012

LLENOS DE ESPERANZA Y ALEGRIA

Sólo hace unas horas Palestina fue reconocida como la nación 194 de las Naciones Unidas, lo que sin duda constituye un gran triunfo para su pueblo, para la paz y para la comunidad mundial. Hay razones para estar llenos de esperanza y alegría.
La verdadera libertad de los palestinos está aún lejos, pero lo ocurrido ayer jueves es un paso de grandes proporciones. Estados Unidos e Israel hicieron todo lo posible para impedir este reconocimiento. Incluso Obama se doblegó ante el lobby extremo,  amenazó con represalias económicas y peor aún sugirió incluso el derrocamiento del presidente palestino.
Europa vaciló hasta pocos días antes de la votación, por la inmesa presión proveniente de Estados Unidos. Pero la opinión ciudadana europea  estaba mayoritariamente, en un 79% según diferentes encuestas,   a favor de un estado palestino, lo que finalmente inclinó la balanza.
El pensador de 94 años Stéphane Hessel, sobreviviente de los campos de concentración nazi y el historiados y periodista  Ron Pundak, arquitecto del proceso de paz de Oslo , se pronunciaron activamente por el reconocimiento del estado palestino.
Francia, España, Italia, Suecia y casi toda Europa escucharon el llamado de la justicia y de sus propios pueblos. Alemania, país en el que viví varios años, decepcionó una vez mas con su abstención.
Las argumentaciones de Estados Unidos e Israel, fueron como siempre oscuras. Primero señalaron que el reconocimiento de Palestina era peligroso para la paz. Cuando se dieron cuenta de que estaban perdidos, de que Europa les quitaba el piso, indicaron que el resultado de la elección sólo tenia un valor simbólico pero ningún peso real.
La verdad es que no es un acuerdo sólo simbólico. Se termina una situación de privilegio y conveniencia para Israel. Ahora,  tendrá que negociar honestamente, con realismo. El nuevo status les permite a los palestinos participar en los debates de la Asamblea General. También podrán unirse a las agencias de la ONU y a la Corte Penal Internacional . Claro que este proceso no es automático ni garantizado totalmente. Si Palestina suscribe el  tratado fundacional de la Corte Penal Internacional , el Estatuto de Roma, podrían emprender acciones legales en los tribunales, por ejemplo, para terminar con la ocupación israelí de Cisjordania.
No deja de resultar simbólico, que el reconocimiento del estado palestino se produzca el 29 de noviembre exáctamente a 65 años, que las Naciones Unidas reconocieron el estado de Israel . Hoy los palestino hacen el mismo camino y en ese andar podemos ver las bases de una paz duradera.
30 de noviembre de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario