jueves, 29 de abril de 2010

"NO TE QUEDES EN EL PASADO, NENA"

Esta mítica frase de Humphrey a Ingrid, en la película Casablanca, le cae como anillo al dedo a Carolina Toha, candidata de nuevo a la presidencia del Partido por la Democracia.*
Reducir su autocrítica sobre la derrota de la Concertación, a problemas de indisciplina, a una incapacidad de comunicar todo lo que habían hecho es, por lo menos, una ofensa gratuita a la inteligencia de los cientos de miles de chilenos, hastiados de los manejos copulares y antidemocráticos de estos dirigentes partidistas.
Peor aún, ese remedo de autocrítica, esconde una autosuficiencia penosa. “Hicimos tanto por ellos y así nos pagan”. Como la abuelita que les saca en cara los regalos que hace a los nietos.
La Concertación perdió por no ser capaz de abrirse a una renovación. Porque no tuvo el coraje de cumplir con los anhelos de la mayoría de los chilenos, que desean una educación pública de calidad y no la profunda desigualdad que vivimos hoy.
Perdió, porque no tuvo la valentía de llevar a cabo una reforma tributaria, que termine con las odiosas diferencias de ingresos. Por no aplicar un royalty minero efectivo y no el chiste que tenemos.
Contribuyó también a su derrota, el permanente irrespeto a la sociedad civil, su soberbia frente a las organizaciones de ciudadanos. El no reconocimiento a los que no militamos en partidos políticos.
En fin, ayudó a la derrota el hastío de miles que vieron durante años, como los mismos jugaban a las sillas giratorias, en los puestos del Estado.
El amago de autocrítica de Carolina Toha, esconde en el fondo una autosatisfacción por todo lo hecho. Una nostalgia por los éxitos del pasado y una velada crítica a los ciudadanos por no agradecerle todo su sacrificio.
No creo que haya leído a Roque Dalton, pero si lo conociera, su instinto de controladora política le diría que tiene razón en ese poema que termina con “Una autocrítica equivale al suicidio”.
29 de abril de 2010
* Partido político, integrante de la Concertación, que gobernó Chile durante 20 años

3 comentarios:

  1. Aciertas con los motivos de porque la Concertación perdió. Perdimos.

    Pero déjame agregar que también había conflictos de intereses en todas las áreas, corrupción solapada y abierta, mentiras y engaños, ignorantes e incultos “dirigiendo” decenas de programas y proyectos, personas sin visión, que obstaculizaba el crecimiento y desarrollo de distintas organizaciones… en fin los motivos son francamente reales, a ratos difíciles de creer, por tanta promesa hecha (o echa) digo yo…

    Siento que Carolina hizo mal en volver a re re re re re postularse. Eso no se hace. Creerá que tiene un juguete en las manos, … te quito la muñeca, … devuélveme la muñeca, … ya ohhh . Toma la muñeca..
    No me parece.

    La última frase, me recordó lo que solía decirme un marinero “la escusa agrava la falta”.

    Me gustan los párrafos separados.
    La verdad que para nada me llevó a Casablanca. jiji
    Un 5.
    Bien, Gabo. Sigue.
    Cpq

    ResponderEliminar
  2. No te voy a evaluar, con nota, ya sabes que los franceses estan en contra de ese tipo de evaluacion...
    Te pongo en el grupo BM, bien maîtrisé, que conoce y siente el asunto.

    A mi me encanta Casablanca, creo que a pesar de todo le das mucho caso a la Carolina comparandola con la Ingrid...

    Una vez mas, hablando de mujeres politicas, sale mejor Chile que Francia, porque nosotros teneños a la Juana de Arco moderna, y eso es una lata incomensurable... mistisismo, poco compromiso con la realidad, falta de empatía...

    Le tengo esperanza en nuestras tres hijas para el futuro

    ResponderEliminar